¿Cómo viajaban nuestros abuelos?

Puede ser abuelos, bisabuelos o tatarabuelos, es indistinto según la generación. En mi caso tuve abuelos que migraron de Polonia y también de Russia o lo que hoy es Ucrania y por el lado materno, bisabuelos que migraron de Croacia. Los aviones interoceánicos no existían, por lo tanto lo hacían en barcos o lo que se le llamaba “vapor”. Llegaban cientos de inmigrantes por día en la búsqueda de un mejor mundo. Italia, Alemania, España, Rusia, Bélgica, Croacia etc. escapando de guerras, del hambre y las miserias humanas que existían.

Eran líneas marítimas que hacían largos viajes, no solo a Argentina, sino a todo el continente americano. Viajes que duraban semanas y muchos de ellos tenían varias clases: primera y cabotaje.

Mi abuelo paterno llegó un 14 de Mayo de 1923 a Buenos Aires en el barco Sofia y provenía del puerto de Trieste. Por supuesto que no era un viaje directo y hacia muchas paradas en distintos puertos. En el caso del Sofia era  Trieste, Split o Dubrovnik, Patras, Almeria y  Las Palmas y luego llegaba o a Brasil o a Buenos Aires. El Sofia pertenecía a la Linea Cosulich que perteneció al Imperio Austro Húngaro y luego de la Primer guerra Mundial, cuando se disuelve el Imperio pasa a formar parte de la linea italiana.

Los puertos de salida generalmente eran: Hamburgo, Trieste, Havre, Antwerp en Bélgica, Palermo, Liverpool, Bremen, Rotterdam y muchos mas. La elección del puerto podía ser por diversos motivos, pero en general era el pasaje que compraban y según la linea del vapor o barco. O según como escapaban de sus pueblos natales o como conseguían sus libretas de viaje hoy conocida como pasaportes.En cada puerto se armaban los Manifiestos de barcos y hoy en día muchos de ellos se pueden consultar en diversas páginas webs para ver la lista de pasajeros.

Hace muchos años que hago genealogía familiar y a través de los años fui aprendiendo que en la gran mayoría de casos, el cambio de apellidos ocurría en los puertos de origen y es así como quedaban después en los manifiestos de barcos. Luego los puertos de destino tomaban esas listas y transcribían la lista de pasajeros. Con lo cual imagínense que el cambio de apellido podia darse en los puertos de origen y quizás nuevamente cambiaban en el puerto de destino. Es un mito muy generalizado decir que en Argentina “a mis abuelos le cambiaron el apellido”. Que alguien me demuestre que fue asi, para yo poder creerlo. En el 90% de los casos ocurría en el puerto de origen. Y en muchos casos, antes de eso: en los bautismos para algunos países (en el caso de Croacia por ejemplo). Una clara evidencia en mi familia es el apellido materno que originalmente se escribe con la letra K, pero como los curas que bautizaban eran italianos, la letra K no existe en el idioma italiano y la cambiaban por la C y si a eso le sumamos que nuestros ancestros no sabían leer ni escribir, terminaban deformando el apellido. Los apellidos rusos eran en cirílico, por lo tanto al migrar por un puerto que no sea ruso, el apellido se escribía como se pronunciaba. Pero bueno el tema de los apellidos, sirve como anécdota y no es motivo de este post.

Imagínense que en esos viajes tan largos ocurría de todo: casamientos, nacimientos, fallecimientos. Si alguien fallecía, al ser el viaje tan largo, se lo tiraba al mar. Excepto en los vapores mas nuevos o los mas grandes, si tenían cámara de sal y se viajaba en primera clase, se guardaba el cuerpo en los depósitos de sal para su preservación.

Sobre los barcos cada uno tenia capacidades diferentes y servicios. Siguiendo con el ejemplo del SOFIA, pesaba 5,491 toneladas, viajaba a una velocidad de 12 nudos y tenia espacio para 30 pasajeros de primera clase, 50 de segunda y 1550 para tercera clase.  En el año 1929, el barco fue enviado a desguace.

Ya mas moderno, el Belgenland, construido en 1914 y pesaba 27000 toneladas. Podia viajar a una velocidad de 17 nudos y con capacidad para 500 pasajeros de primera clase, 500 de segunda y 1500 de tercera clase. En el año 1936 se envió para desguace.

Si Uds. saben en que barco viajaron sus antepasados, pueden saber como era el barco. Para eso, se busca el ancestro en la pagina de CEMLA (tener en cuenta distintos modos en que se pudo transcribir el apellido a la base de datos, ya que no permite búsquedas aproximadas) y una vez lo encuentran, ahi pueden ver en que barco viajo, fecha en que ingreso, edad, profesión y estado civil. Luego en la pagina The Ships Lists, buscan el barco y allí encontraran las descripciones.

Así como lo escribo tan simple, pues no lo era. Semanas viajando, cruzaban tormentas, pestes, hacinamiento y la tristeza de dejar su pasado, su querencia, su familia y su hogar. No debe haber sido nada fácil, pero un nuevo mundo los esperaba en sus lugares de destino.

Para los que hacemos genealogía, investigar la ruta de nuestros antepasados, no deja de ser un mundo fascinante, otros tiempos y la película en nuestra mente nos hace reflexionar lo que ellos atravesaron para que nosotros hoy podamos estar aquí.

(La imagen destacada corresponde la Belgenland – fuente: Ellis Island)

6 comentarios sobre “¿Cómo viajaban nuestros abuelos?

  • el 19 Marzo, 2016 a las 4:55 pm
    Permalink

    Me encantó el post, muy revelador. Saludos!

    Respuesta
  • el 19 Marzo, 2016 a las 4:47 pm
    Permalink

    Siempre he admirado a quienes viajaban así, a ciegas, sin saber lo que les esperaba al otro lado del viaje, a veces con apenas unas monedas en el bolsillo. Muchos se aventuraban a tierras totalmente desconocidas, solos, sin saber siquiera el idioma.
    Uno de mis bisabuelos maternos dejó su natal Rajadell, en Barcelona, para venir al Perú a ejercer su oficio de constructor. Vino con 21 años, se quedó en tierras peruanas hasta su muerte en 1965. Pienso que su largo viaje empezó en el Atlántico y luego debió luchar contra la corriente del Amazonas antes de instalarse en Iquitos primero, y Yurimaguas después, donde murió.
    Se requiere valor para dejarlo todo y emprender una nueva vida. Ya sea por miedo, por espíritu aventurero o quién sabe por qué razones… desde mi cómodo rincón, mis respetos para estos valientes migrantes.

    Respuesta
    • el 19 Marzo, 2016 a las 6:24 pm
      Permalink

      Es supervivencia! escapar del horror del hambre o de las guerras. Nada muy distitno a lo que vemos hoy con los miles y miles de refugiados de Siria que escapan hacia Europa. Solo que nuestros antepasados, en esta parte del mundo, fueron bienvenidos. Hoy lo vemos por TV. La historia de nuestros antepasados, es tradicion oral

      Respuesta
  • el 19 Marzo, 2016 a las 3:06 pm
    Permalink

    El barco rn el que viajó mi abuelo fue hundido frente a la costa francesa en la 2da Guerra Mundial. Muchos transatlánticoa sufrieron esa suerte.9

    Respuesta
    • el 19 Marzo, 2016 a las 3:22 pm
      Permalink

      Solia pasar, especialmente en la segunda guerra o por condiciones climaticas eran barcos pequeños que no estaban preparados para viajes transatlanticos.

      Respuesta

Comments?

A %d blogueros les gusta esto: