El no se que de Rosario

No es una ciudad cualquiera. Tiene un no se que muy especial. Cuna de grandes, Cuna de la bandera, la Chicago argentina, centro granero del interior del país y metalmecánica,  la “Barcelona argentina” por su ideario anarquista de finales del S XIX,  cuna de artistas y deportistas. Son muchos de los apodos con que se conoce a Rosario. Custodiada por el Río Paraná, y vigilada por su Monumento a la Bandera, la única ciudad del mundo que posee un monumento de éste tipo. Crisol de razas que recibieron a inmigrantes italianos, españoles, croatas, alemanes que poco a poco se fueron asentando a la vera del río para dar nacimiento a una ciudad que curiosamente no tiene una fecha de fundación, ni fundador.

Hacia 1880 tenia el primer puerto exportador del país, actualmente maneja el 80% de las exportaciones de soja del país. El deporte también es otra actividad muy importante: en el año 1978 fue una de las sedes del Mundial de fútbol, en el 2010 sede del campeonato Mundial de Hockey Femenino y sede del Mundial Juvenil de Rugby, en Enero del 2014 fue la largada del Rally Dakar entre otros deportes. Pero también cuenta con dos equipos de fútbol en la liga de primera division de larga tradición de rivalidades donde la ciudad se divide entre leprosos y canallas. Rosario vio nacer a grandes futbolistas como Vicente De La Mata, Ennis Hayes, Juan Elias Yustrich, Antonio Miguel, Zenon Diaz, Harry Hayes,  Jose Pinoto Viale como parte de la historia del fútbol. Y ya mas contemporáneos tiene en su galeria al Tata Martino, Menotti, Marcel Bielsa, Scoponi, Solari, Marangoni,  y los mas recientes, Lionel Messi, Angel Di Maria, Garay, Eber Banegas, Maximiliano Rodriguez, entre muchos otros mas que me estoy olvidando pero no por eso menos importante. Dentro del mundo del hockey femenino tenemos a Lucha Aymar, elegida en ocho oportunidades como la mejor jugadora el mundo.

En la actualidad, la actividad agrícola dio un gran impulso a la actividad de la construcción y al establecimiento de grandes empresas nacionales y extranjeras. El auge de servicios hoteleros es un claro indicio además como destino turístico de fin de semana y feriados. El turismo nacional y de a poco el auge del turismo internacional le da otro matiz a la ciudad. Un casino, el mas grande de  latinoamerica, con mas de 3000 maquinas y hotel de cinco estrellas permite también el turismo aledaño de las ciudades y pueblos vecinos. Cuenta con un aeropuerto internacional con frecuencias diarias a Brasil, Buenos Aires y otras ciudades del país, también a Paraguay, Uruguay entre otros.  Y su propia linea aérea de capitales rosarinos. Y si de compras se trata, cuenta con 2 grandes centros comerciales y dos hermosas peatonales una de ellas que culmina con el gran Monumento a la Bandera.

En cuanto a Educación, cuenta con la Universidad Nacional de Rosario y facultades de todas las disciplinas que facilita a los estudiantes de las ciudades y pueblos vecinos acceder a una carrera universitaria.

Decía que Rosario tiene un no se que, ciudad conservadora y revolucionaria, y quizás porque vio nacer al Che Guevara, o porque vio nacer al cómico Olmedo, o por tener su propio idioma el Gaso algo así como un jeringoso local popularizado en los sketchs cómicos de Olmedo pero que nació en las épocas de cuando Rosario era la Chicago Argentina.  Por haber tenido a Rita La Salvaje, en la época de los burdeles de la zona de barrio Pichincha. Tiene un no se que por su música nacida de la mano de FIto Paez, Litto Nebia, Silvina Garre, Juan Carlos Baglietto, el pájaro Gomez de Vilma Palma y sus vampiros, entre muchos mas. Tiene un aire de picardia y fino humor de la mano de Fontanarrosa.  Tiene un no se que de la política, de la mano del justiciero y gran estadista Lisandro De La Torre.

Queda mucho mas por nombrar pero sigo buscando el no se que de Rosario, quizás porque es la ciudad donde vivo, quizás porque es la ciudad que esta cerca, por su idiosincrasia de gente luchadora y aferrada a su ciudad. Esa Chicago argentina, por haber sido y ser la granera del país, granera del deporte y la cultura, granera de la economía agrícola y también la Chicago Argentina cuando llego la mafia italiana de Chicho Chico y Chico Grande algo así como el Al Capone argentino. La ciudad que le dio la espalda al río y se asoma a el. Rosario es rebelde y enigmática.

Cuando alguien venga a visitar Rosario, me gustaría que me diga, cual es el no se que de Rosario, pero no se esfuerce demasiado en decírmelo: la duda es el enigma que llevaré por siempre, porque así quiero que sea. La búsqueda constante de esa respuesta es mi inspiración y no quiero que se corte.

DSC_0055B

_DSC0128

DSC00205

DSC00221

DSC00222

ADSC_4918

ADSC0316

ADSC_5625

DSC_1086

DSC_1372 - copia

_DSC0793

ADSC0702

AADSC_2125

La Gruta de Lourdes

Nuestra Patagonia tiene miles de lugares escondidos, conocidos por lugareños y viajeros que visitan estos destinos porque están publicitados o son parte de algún tour. A veces porque lo leyeron en algún lugar o por recomendación también.

No tenía conocimiento de la Gruta de Lourdes hasta que viajé a Puerto Deseado, un lugar encerrado entre paredones de roca rodeado del silencio de la naturaleza o quizás del sonido que nos da la soledad y la fe. Miles y miles de personas visitan este lugar, tan alejado pero tan bello como natural.  Mas alla de las peregrinaciones que se realizan, es un lindo lugar para recorrer sin necesidad de peregrinar. No importa si se es religioso o no, de hecho yo no lo soy pero me impresionó la necesidad de la fe y religiosidad en aquellos momentos cuando las palabras no pueden dar una explicación. Escondida en la gruta, es la Virgen la protagonista de tanto dolor y sufrimiento de todas estas personas que se acercaron al lugar.

Los recuerdos que las personas dejan, como una esperanza de protección al que se se enfermó, se accidentó o al que se fue, hizo de este lugar un santuario escondido, que nunca llegue a imaginar su magnitud. La fe puede mover montañas o no, pero calma la necesidad de que el dolor se comparta.

A pocos kilómetros de Puerto Deseado se puede visitar la Gruta de Lourdes, en el Cañadon de las Bandurrias. Las rocas volcánicas que la protegen tienen mas de 150 millones de años.

ADSC_2954

ADSC_2945

ADSC_2967

ADSC_2959

ADSC_2953

ADSC_2948

 

fotos: @LauraSchne

Guachaquita en el Parque Nacional Tayrona

 Dentro del Parque Tayrona, Colombia se encuentran muchas ensenadas, tales como Cinto, Palmarito, Neguanje, Gayraca y Guachaquita. Pero la que me fascino fue Guachaquita.

La llegada  solo es en lancha desde Taganga, una pequeña población pero muy pintoresca donde fácilmente se conoce al cura, a la viuda, la bruja y el solterón del pueblo. No hay nada que hacer alli, excepto a la noche sentarse frente al mar en la pequeña playa para tomar cerveza y escuchar cumbias colombianas o bachatas. Es lo mas lindo del lugar. Y si alguien quiere ruido, a una hora se encuentra Santa Marta. Lo importante de Taganga es la gran cantidad de escuelas de buceo que ademas ofrecen alojamiento, pero sobre todo el acceso a lugares como Guachaquita, algo así como una hora de viaje en lancha de gran porte ya que se llega a altamar y las olas cambian.

Acolombia LAURA 046

Guachaquita es una ensenada, no tiene alojamiento pero si tiene espacio para acampar. Posee algunas cabañas, pero que nadie gestiona las reservas, aunque con el grupo que fuimos estuvimos durmiendo alli. Desconozco si se podia o no, o si se debía o no. Pero quien te quita lo bailado. y ademas si bien hay un grupo generador, este no funciona y tampoco es necesario, ni nadie puede traer el combustible suficiente para que funcione.  Cuando llega la noche, una buena fogata provee toda la iluminación necesaria sin la invasión de luces artificiales.

Recuerdo que allí fue mi primera y única vez que hice buceo de verdad. No es algo que me apasione, mas bien sufro, pero ese día la belleza bajo el mar, los arrecifes y corales, el pez loro, los caballitos de mar, otros peces que no se el nombre y alguna que otra barracuda me llevo hasta 25 metros mar abajo.  Sin miedo y con mucho coraje, me sentí como intrusa en un mundo de mucha tranquilidad y paz, armonía y decoro. Donde el tiempo no tiene tiempo porque no existe. Para mi fue una barbaridad llegar a tantos metros, porque me enteré cuando subí lo profundo que había llegado. Lamentablemente también se veían zonas de corales explotados a dinamita para la explotación masiva. El hombre siempre viola la naturaleza y ésta nada puede hacer. Quizás es allí cuando se nota el tiempo porque lleva siglos la formación de un coral, al menos los de la magnitud que se ve allí. Al hombre nada le importa.

El parque Tayrona ofrece miles de lugares como éste dentro de sus mas de 11000 hectáreas, un parque con una belleza natural única, para mi, un oasis, el oasis colombiano.

Acolombia LAURA 093

Acolombia LAURA 088

Acolombia LAURA 083

Acolombia LAURA 056

A10-11-06 008

 

Pescando un atardecer en Puerto Natales

Si la tradición es la pesca, Puerto Natales es una ciudad de pescadores. Ciudad de paso para quienes visitan las famosas Torres del Paine y ciudad de paso para quienes viajan hacia el Norte de Chile cuando venís de Punta Arenas.

Ciudad donde habitan unas 16000 personas en la cual la gran mayoría no son del lugar. Por eso no es fácil encontrar en la calle alguien que te indique donde están los teléfonos públicos o como se llama alguna calle. Pero todos saben donde queda el mar. Se encuentra a tan solo 30 KM de Río turbio. En el año 1894 los pioneros alemanes Ernesto von Heinz y Kurt Meyer denominaron como Natalis al río que desemboca en la parte norte de la actual ciudad. Esto debido a que el avistamiento del río se produjo el 24 de diciembre en vísperas de la conmemoración del nacimiento de Cristo.

Una gran variedad de restaurantes, hoteleria, hospedajes, una plaza central con su iglesia. Casas de madera de muchos colores: techo rojo, paredes azules, ventanas blancas, igual que la bandera chilena. Otras pintadas de color verde, anaranjado o amarillo. Quizás por ser una ciudad alejada y de zona muy fría los colores brindan la alegría que el invierno y la nieve se lleva. Ciudad fronteriza que de acuerdo al tipo de cambio, los chilenos van o los argentinos vienen según quien aumenta su valor respecto al dolar. Las oficinas de inmigración, tanto de un lado o de otro tienen mucho trabajo: siempre alguien va o siempre alguien viene. Cuando yo fui, los chilenos cruzaban a Rio Turbio porque el combustible estaba mas barato.

Mucho color, poca alegría pero bellísimos paisajes, y sobre todo fantásticos atardeceres donde el anaranjado furioso cuando el sol comienza a esconderse transforma la ciudad es una paleta de colores interminable. El sol muy lentamente baja, dando tiempo a los fotógrafos poder captar esos momentos de suspiros, como que si la cámara fuera a suspirar. Porque el atarceder es la excusa justa donde todos se reúnen a la orilla del mar: los locales y los turistas. Gaviotas, cisnes de cuello negro pasan desapercibidos  ante la gran actuación de la naturaleza. Un espectáculo gratis para el disfrute de todos.

ADSC_6609

ADSC_6597

ADSC_6594

ADSC_6233

ADSC_6179

ADSC_6177

ADSC_6170

ADSC_6137

ADSC_6577

ADSC_6368

ADSC_6270

ADSC_6247

ADSC_6187

ADSC_6303

ADSC_6361

ADSC_6354

 

La Casa Museo del Che Guevara

Alta Gracia, en la provincia de Córdoba con una población cercana a los 50.000 habitantes y para quienes le guste recorrer museos, tiene uno muy original: la casa que vio crecer al Che convertida en museo.

Con un estilo inglés conserva su forma  pero ahora llena de fotografías, recortes de periódicos, el cuarto de Ernesto, la famosa motoneta y el diario que guarda los relatos de su vida.  Emplazada en un barrio con muchas casas del mismo estilo.

Como permiten tomar fotografías, previo haber pedido permiso, les dejo acá algunas para que se entusiasmen y visiten el museo. Este se encuentra en el Barrio Carlos Pellegrini, – Avellaneda 501. El valor de la entrada es muy baja (no vale la pena ponerlo aqui) y se utiliza para el mantenimiento del lugar.

ADSC_0721

ADSC_0637

 

ADSC_0682

ADSC_0625

ADSC_0609

ADSC_0608

ADSC_0601